Odio a mi peluquera

Cuando vamos a la peluquería es porque queremos salir de allí estupendísimas de la muerte, nos ponemos en manos de la gran (o el gran) experta de los pelos para que nos deje guapos guapos.

Que durante el proceso piensas… ay madre, qué me está haciendo… pues sí, pero confías.

Es cuando ves que la tijera de repente hace algo inesperado que te cagarías en todo, le empezarías a gritar allá mismo (que por educación no lo haces y te aguantas con la venilla hinchada en la frente), y si encima te pregunta “¿te gusta como te he dejado el flequillo?”, la matarías, “¿pero qué flequillo?, ¡si me has pegado un tajo que pa qué!!!”.

Yo sencillamente le respondí, haciendo acopio de toda mi paz interior “el pelo crece” con la lagrimilla a punto de surgir de mis ojillos, así que cambio de look, QUIERA O NO QUIERA, ahora tengo un flequi a medias, supongo que para ojos de los demás es divertido, algo es algo.

 

Anuncios

5 comentarios en “Odio a mi peluquera

  1. Pues conmigo tampoco se quedó corto…tengo un tajo recto recto en mi melena escalada…:S

    Si juntamos mi flequillo y tu escalado sale un peinado perfecto…la proxima vez no experimentaremos, iremos a lo de confianza….:P

  2. jaja, lo siento Bea….. con los años aprendes a ir a lo seguro….

    Llevo 10 años con la misma, solo me corta el pelo ella, y por supuesto solo las puntas para que se vea bien nada de cambios de look por si acaso… quie si les das libertad se crecen y no hay quien las pare….:)

    Por cierto muy expresiva tu cara en el espejo jaja, un besito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s